TSE limita y restringe el principio de paridad

28 de febrero, San José 2019 - La resolución emitida por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), es restrictiva y limita el principio de paridad. Esta es la reacción de la Institución tras conocer el criterio del ente electoral sobre las normas relacionadas con la participación política por sexo y la conformación de nóminas para las candidaturas en cargos de elección municipal.

Según la resolución del Tribunal N°1724-E8-2019, "la paridad es un mecanismo fundamental para impulsar una nueva cultura política democrática. La democracia paritaria forma parte esencial del nuevo contrato social entre hombres y mujeres para regir la vida de nuestra sociedad, y esta resolución del Tribunal limita el derecho de las mujeres a la vida política", enfatizó Patricia Mora Castellanos, ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del INAMU.

El INAMU hace un llamado a los partidos políticos para que asuman un compromiso real en el reconocimiento de sus candidatas en todos los puestos, incluidos aquellos con posibilidades reales de ser electos, para que, en el 2020, más mujeres ocupen las candidaturas y los puestos en las alcaldías.

"Coincidimos con los argumentos aportados por la Magistrada Eugenia Zamora Chavarría en su voto salvado. De igual forma, respaldamos la lucha histórica de las mujeres, de tantas lideresas locales y de los partidos políticos por la defensa del derecho de las mujeres a ser electas en igualdad. El Estado en su conjunto tiene un papel protagónico en la implementación de medidas que permitan la igualdad efectiva", enfatizó Mora.

Los datos históricos dan cuenta de los obstáculos estructurales que tienen las mujeres para llegar a puestos estratégicos, como los puestos uninominales, entre ellos las alcaldías. Para las elecciones del 2002 al 2016 solamente se avanzó de un 8% a un 12% de mujeres en las alcaldías.

En el año 2009, las mujeres lograron que fueran aprobadas las reformas al Código Electoral en el que se inscribió el principio de paridad, cuyo espíritu es la igualdad efectiva entre mujeres y hombres como un propulsor de cambio social y de democracia paritaria. En consonancia con ese principio, el INAMU ha hecho diferentes solicitudes al TSE para que emitía normativa en favor de los derechos políticos de las mujeres y la democracia paritaria. Uno de los llamados recientes se hizo en conjunto con la Defensoría de los Habitantes y el Institución de Fomento y Asesoría Municipal.