INAMU denuncia riesgo de evasión de la justicia en caso de abuso sexual de futbolista cartaginés

San José, 15 de mayo de 2019.  "Nos sorprende que el Juzgado Penal de Cartago haya aceptado el cambio de medidas cautelares en el caso del jugador de fútbol del Club Sport Cartaginés a quien se le investiga por varias denuncias de violaciones a una persona menor de edad."

Así se manifestó Patricia Mora Castellanos, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), tras conocer lo ocurrido hoy en la audiencia de solicitud de cambio de medidas cautelares que pidió el futbolista Marcel Hernández.

El cambio en las medidas se debe a la intención del futbolista de nacionalidad cubana de participar en la Copa de Oro con su país de origen, por lo que, sin presentar pruebas ni invitación por parte de la Selección de Cuba, solicitó a la jueza Ballestero Mora que le devolviera el pasaporte y le modificara las medidas para poder salir del país dejando en garantía 15.000 dólares. La solicitud fue aprobada por la jueza con la oposición del Ministerio Público y del INAMU, que participa en el proceso como querellante.

 "Este proceso podría quedar en nada, pues existe gran riesgo de evasión de la justicia en caso de que el futbolista decida no regresar al país. Es inadmisible y vergonzoso que se acepte como garantía una suma de dinero que, en ningún caso o monto puede equipararse al daño moral y a la integridad física y sexual de la persona denunciante, quien además es menor de edad", manifestó Mora.

Ya existe una acusación y una querella formal en contra del jugador Hernández y se está a la espera de que el Juzgado Penal de Cartago señale audiencia preliminar para determinar si el caso se eleva a juicio.

"El caso no se encuentra en etapa de investigación, sino que ya está para ir a juicio, por lo que es indispensable que el señor Hernández esté sujeto al proceso. En audiencia, tanto el INAMU como el Ministerio Público solicitaron que se rechazara la solicitud del jugador, pues no existe ningún cambio en los peligros procesales que dieron origen a las medidas cautelares. Por el contrario, nos preocupa el riesgo de fuga y por eso presentamos el debido recurso de apelación. Y ahora solicitamos al Tribunal de Juicio de Cartago conocer a la brevedad y resolver esta apelación que garantice los derechos de la persona menor de edad, para que los mismos puedan ventilarse y resolverse en juicio y no haya impunidad," concluyó la Jerarca.