Anticonceptivo de emergencia debe ser accesible

1 de abril del 2019, San José – Si una mujer es víctima de violación o si tuvo una relación sexual de riesgo, debe tener la opción de acceder libremente a la píldora de anticoncepción de emergencia.

Este medicamento es anticonceptivo, como lo es el preservativo, el dispositivo DIU y otros métodos que permiten la planificación familiar. Por tanto, impide a la mujer quedar embarazada, porque actúa sobre la ovulación, evitándola o retrasándola. Esto significa que la anticoncepción de emergencia no puede interrumpir un embarazo concebido. El uso de la anticoncepción de urgencia no tiene ninguna contraindicación médica ni tampoco ningún límite de edad.

Según la Organización Mundial de la Salud, que es la autoridad directiva en materia de salud a nivel mundial, "todas las mujeres y niñas que corran el riesgo de un embarazo no deseado tienen derecho a la anticoncepción de urgencia. Estos métodos deberían integrarse sistemáticamente en todos los programas nacionales de planificación familia. Es más, la anticoncepción de urgencia debería integrarse en los servicios de salud que se prestan a las poblaciones con mayor riesgo de relaciones sexuales sin protección, incluida la atención posterior a una agresión sexual y los servicios dirigidos a mujeres y niñas que viven en entornos de emergencia o de ayuda humanitaria".

Cualquier limitación al acceso a este medicamento constituiría una restricción innecesaria y sin sustento técnico.