50 Instituciones se comprometen en favor de la Igualdad de Género y el desarrollo del país

20 de noviembre de 2019, San José. Esta mañana se llevó a cabo la presentación del Plan de Acción 2019-2022, de la Política Nacional para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres (PIEG 2018-2030).

"El Plan de Acción incluye 53 acciones estratégicas y representa una herramienta para el avance en el cumplimiento de los compromisos internacionales firmados por Costa Rica", enfatizó Patricia Mora Castellanos, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU).

Esta herramienta pretende validar y avanzar con lo dispuesto en la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Estrategia de Montevideo para la Implementación de la Agenda Regional de Género en el marco del Desarrollo Sostenible hacia 2030, con especial énfasis en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5: Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres y las Niñas.

Para este Plan de Acción de esta nueva Política, más de 50 instituciones públicas asumieron compromisos y el desafío de integrar en su gestión, la mirada regional, territorial y local de manera que los beneficios del desarrollo lleguen a todo el país. 

"Para lograr esto se requiere la participación de otros actores claves más allá de las instituciones públicas, como lo son los gobiernos locales, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil, sobre todo organizaciones de mujeres, y el sector privado", acotó Mora.

La formulación del Plan de Acción 2019-2022 fue posible gracias a una serie de encuentros en los niveles nacional y regional con diversidad de instituciones, sectores sociales y grupos de mujeres. Los encuentros fueron la base para la reflexión, la discusión y el consenso para definir asuntos claves y establecer prioridades entre las que sobresalen: articulación de servicios de cuidados y creación del Sistema Nacional de los Cuidados; acceso a servicios y recursos de calidad por parte de las mujeres; calidad de empleo y cierre de brechas laborales; empoderamiento de las mujeres y fomento de la paridad en puestos de elección popular y designación; servicios de autocuidado, empoderamiento personal y colectivo, salud sexual, salud reproductiva y salud mental.

La PIEG 2018-2030 contiene los compromisos asumidos por diferentes instituciones estatales para el cierre de brechas de género vinculados con: desigualdad socioeconómica y la pobreza; machismo; la división sexual del trabajo y la desigual organización social del cuidado, así como la concentración del poder y las relaciones de jerarquía en el ámbito público. Todo lo anterior en el marco de los 4 ejes medulares que son: cultura de los derechos para la igualdad; distribución de la riqueza; distribución del tiempo y distribución del poder.