MÁS DE 600 LIDERESAS URGEN A DIPUTADAS Y DIPUTADOS APROBAR LEY CONTRA VIOLENCIA POLÍTICA A LAS MUJERES

En la fotografía aparecen en la mesa principal Marcela Guerrero Campos, ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del INAMU, Silvia Hernández, Presidenta del Congreso y Carolina Delgado, representante del Frente de Mujeres

24 de septiembre, 2021 – San José.  Más de 600 mujeres lideresas de distintos partidos políticos lanzaron un llamado urgente a las diputadas y diputados para que aprueben con prontitud el proyecto de Ley 20.308 "Ley para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en la Política".

"El proyecto sanciona específicamente la violencia contra las mujeres que participan de la arena política, circunstancia que obstaculiza las participación de ellas en puestos de toma de decisiones llegando incluso a truncar sus carreras. Del 2013 al 2017, por ejemplo, se presentaron 590 amparos electorales por parte de autoridades locales señalando actos violentos en contra de sus funciones asignadas", mencionó Marcela Guerrero Campos, ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, INAMU.

El pronunciamiento que recoge las firmas fue articulado en el seno del espacio que tiene el INAMU con el Frente de Mujeres de los Partidos Políticos, integrando voces y demandas colectivas de muchas mujeres que han vivido este tipo de violencia.

"Es un proyecto que fue ampliamente consultado que contó con más de 100 respuestas y que finalmente alcanzó una madurez, con un aporte valiosísimo dentro de los cuales destacó la incorporación del delito de violencia política contra la mujer y cuya sanción escala hasta la pérdida de puesto de quienes incurran en este", dijo Carlina Delgado, del Frente de Mujeres de los Partidos Políticos, instancia autónoma de representación de género de estas organizaciones, cuyas participantes ostentan la representación oficial.

Tal como lo expresan las voces diversas en el pronunciamiento: "En el marco de la celebración del Bicentenario de la Independencia Patria y a poco más de siete décadas de alcanzar el sufragio femenino, el país tiene oportunidad para robustecer su democracia paritaria, con múltiples acciones políticas y entre estas la aprobación de una iniciativa de ley pendiente, que reconoce la violencia contra las mujeres, por razones de género, como un contínuum y que esa violencia afecta, también, el ejercicio de nuestros derechos políticos, pero que es posible, prevenirla y erradicarla".

El proyecto fue recientemente dictaminado en la Comisión Permanente Especial de la Mujer de manera unánime y cuenta con el apoyo de representantes de los distintos partidos políticos, organizaciones defensoras de los derechos humanos, municipalistas, cooperativas, asociaciones civiles, solidaristas y comunalistas.

"El proyecto define qué es y qué no es violencia política, tutela la participación política sustantiva para las mujeres afiliadas o que participan en estructuras de partidos políticos, cargos de elección popular, cargos en organizaciones sociales, en la función pública y como precandidatas", finalizó Guerrero.

Proyecto 20308

En el 2013 se presenta el Proyecto Ley 18.719 sobre acoso político y/o violencia política contra las mujeres. En 2017, el texto vuelve a la corriente legislativa como el Proyecto de Ley 20.308. Es en el 2021 cuando se amplía el periodo; se presenta un texto sustitutivo construido de forma colectiva y consultada y se dictamina de forma afirmativa y unánime en el mes de julio.

Esta iniciativa, además de prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en la política, describe, entre otros aspectos, qué se entiende por violencia política, establece procedimientos, así como las sanciones éticas, administrativas, políticas y electorales en concordancia con la naturaleza de la conducta que se sanciona.

En el ámbito internacional, Bolivia fue el primer país en aprobar una Ley de este tipo en el año 2012, además de la declaración sobre la violencia y el acoso político contra las mujeres (2015) y la Ley Modelo Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en la Vida Política (2017), ambas del Mecanismo de Seguimiento a la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujeres (MESECVI) y la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM)/ Organización de Estados Americanos (OEA).

PRONUNCIAMIENTO PARA SOLICITAR LA APROBACIÓN

DEL PROYECTO DE LEY N°20308

Nosotras, las abajo firmantes, representantes de la diversidad de mujeres y de sus organizaciones, nos manifestamos por la igualdad sustantiva de los derechos humanos de las mujeres, reconocidos por las convenciones y compromisos de carácter nacional e internacional e incorporados por el país a su normativa. Con firmeza, nos pronunciamos por el derecho de todas las personas a vivir una vida plena en igualdad, sin violencia ni discriminación.

Los múltiples esfuerzos que nuestro país ha realizado desde el siglo pasado, con el concurso decidido de las organizaciones de mujeres y feministas en pro de los derechos humanos, evidencian hoy, la urgente necesidad de que el Estado cumpla con la obligación de modificar o abolir las leyes, normas, costumbres y prácticas vigentes que sean discriminatorias contra las mujeres.  Más allá de espectadoras, las mujeres somos hoy actoras, con una presencia en lo público cada día más relevante.

Esta incorporación en los espacios de participación y toma de decisión, tradicionalmente masculinos, no ha sido sencilla: se han aceptado y naturalizado la existencia de conductas de rechazo, acoso y violencia fundamentadas en la condición de género y, permitido, la impunidad de sus perpetradores.

Estudios recientes señalan que las mujeres somos quienes, desde décadas atrás, ejercemos en mayor grado el derecho a elegir, heredando una cultura democrática a las nuevas generaciones. Por otra parte, no debemos olvidar la gran cantidad de mujeres que han querido ser parte de órganos de toma de decisión y que, frente a la violencia de que son víctima desisten o, aquellas que, en ejercicio del cargo han sido invisibilizadas u obligadas a renunciar.

Es innegable la capacidad, liderazgo y participación de las mujeres en el día a día en nuestro país:  solo en el año 2018 se presentaron como candidatas a diputadas 418 mujeres y, en el año 2020, más de 14.500 fueron registradas en puestos de toma de decisión de organizaciones cooperativas y comunales, además de alrededor de 16.600 candidatas a puestos de elección municipal.

Es responsabilidad social y del país garantizar la participación de las mujeres, y, sus aportes en la toma de decisiones para el desarrollo de una sociedad plena e igualitaria.  Costa Rica se ha destacado por su liderazgo en la aprobación de las obligaciones y compromisos internacionales y, en la normativa nacional con el objetivo de asegurar la igualdad efectiva, el goce de todos los derechos humanos por todas las personas y eliminar las múltiples formas de discriminación y violencia contra las mujeres, por motivos de sexo y género. 

No obstante, en el marco de la celebración del Bicentenario de la Independencia Patria y a poco más de siete décadas de alcanzar el sufragio femenino, el país tiene oportunidad para

robustecer su democracia paritaria, con múltiples acciones políticas y entre éstas la aprobación de una iniciativa de ley pendiente, que reconoce la violencia contra las mujeres, por razones de género, como un contínuum, y que esa violencia afecta, también, el ejercicio de nuestros derechos políticos, pero que es posible, prevenirla y erradicarla.

En este contexto, quienes firmamos, solicitamos a las señoras y señores diputados, la pronta aprobación del Proyecto de Ley N°20.308 LEY PARA PREVENIR, ATENDER, SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN LA POLÍTICA.

ORGANIZACIONES FIRMANTES

1.         Instituto Nacional de las Mujeres INAMU.

2.         Frente de Mujeres de Partidos Políticos FREMUPP.

3.         Foro de Mujeres Políticas por Costa Rica.

4.         Red de Mujeres Municipalistas RECOMM.

5.         RECOMM Filial Alajuela.

6.         Naciones Unidas, Costa Rica.

7.         Partido Unión Costarricense Democrática.

8.         Partido Izquierda Costarricense.

9.         Partido Unidad Social Cristiana.

10.       Partido Político Vamos.

11.       Partido Acción Ciudadana.

12.       Partido Republicano Cristiano.

13.       Concejo Municipal de Montes de Oca.

14.       Municipalidad de San Isidro de Heredia. 

15.       Municipalidad del Guarco Cartago.

16.       Mesa Sindical de Mujeres, Costa Rica.

17.       Oficina de la Mujer de Moravia.

18.       Alianza de Mujeres Costarricenses.

19.       Asociación de Estudiantes de Administración Pública.

20.       Asociación Nacional de Educadores de Costa Rica.

21.       Asociación de Mujeres en Cooperación para el Desarrollo.

22.       Unión Cantonal, Asociaciones de Tibás.

23.       Comité Nacional de Mujeres Cooperativistas.

24.       Fundación Avina.

25.       Movimiento de Mujeres Unidas.

26.       Movimiento de Mujeres Liberacionistas.

27.       Sindicato de Trabajadoras Domésticas SITRADOME.

PRONUCIAMIENTO Y ORGANIZACIONES FIRMANTES