Violencia

Imagen ilustrativa de la seccion

Violencia Contra las Mujeres

Costa Rica ratificó el 28 de junio de 1995, mediante ley n°7499, la CONVENCIÓN INTERAMERICANA PARA PREVENIR, SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIACONTRA LA MUJER, "CONVENCIÓN DE BELÉM DO PARÁ", que en su artículo 1 señala: "debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en al ámbito público como en el privado." Y en el artículo 2 se especifica los espacios donde se puede perpetrar señalando lo siguiente "entenderá que la violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual y psicológica:

  • Que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual;
  • Que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en las instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar
  • Que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, donde quiera que ocurra."


Magnitud de la Violencia Intrafamiliar

La magnitud de la violencia intrafamiliar en el país, es difícil de cuantificar con certeza.  Esto debido a que la detección y denuncia de estas situaciones no suelen ser frecuentes, y cuando son detectadas en forma directa o indirecta por las instituciones públicas, no siempre se registra en forma sistemática.  Esto hace que exista un alto sub-registro que obstaculiza el conocer las  verdaderas dimensiones de estas problemáticas. 

Más allá de la violencia intrafamiliar en la sociedad costarricense no existe un reconocimiento generalizado de otras formas de violencia contra las mujeres y sus implicaciones, tales como el acoso sexual, la trata de personas, la explotación sexual, la violencia patrimonial y la violencia sicológica. Las mujeres son las víctimas más frecuentes de la violencia por razones de género, un flagelo que se expresa no solo de manera física, sino también en forma verbal, patrimonial y sexual entre otros.


Referencias

Documentos