Protección de los Derechos Humanos de las Mujeres

El INAMU tiene como algunos de los fines establecidos en su ley de creación, la protección de derechos de la mujer consagrados tanto en declaraciones, convenciones y tratados internacionales como en el ordenamiento jurídico costarricense; promover la igualdad entre los géneros y propiciar el pleno goce de sus derechos humanos, en condiciones de igualdad y equidad con los hombres (artículo 3, incisos b y d), entre otros

Dichos mandatos sustantivos constituyen una respuesta del Estado, para enfrentar las situaciones de discriminación y desigualdad, que viven las mujeres en la sociedad costarricense así como en otras latitudes del planeta, como resultado de los patrones de control y dominio masculino que están presentes en todos los espacios sociales.

Tal y como lo establece la Política Nacional para la Igualdad y la Equidad de Género, 2007 – 2017, son muchos los retos que se deben asumir para eliminar las disparidades que persisten en el ámbito salarial, en el acceso al empleo de calidad, en el uso y el disfrute del patrimonio familiar, la organización, la educación tecnológica, en el aseguramiento directo, entre otros.

Frente a dichos desafíos los derechos humanos se convierten en un marco de justicia desde el cual es posible identificar, sancionar y erradicar las prácticas sociales que producen violencia económica, social, política y cultural contra las personas y en particular, contra las mujeres.

Exigir el cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres, nos remite necesariamente a pasar de la igualdad formal, que es importante en el tanto se cuenta con instrumentos jurídicos de protección a nivel internacional y nacional, a la igualdad real que apunta a la aplicación y desarrollo de los instrumentos internacionales de protección y la normativa interna, así como a establecer mecanismos para garantizar el cumplimiento por parte del Estado de sus obligaciones.

El INAMU asume el mandato de protección de los derechos humanos de las mujeres considerando que:

  • Es indispensable el reconocimiento personal y social de los derechos humanos de las mujeres y que ninguna actuación pública o privada puede violentarlos.
  • Los derechos tienen un marco legal que brinda protección a las personas ante la discriminación y la violencia.
  • Existe un sistema de justicia que garantiza el ejercicio pleno de los mismos y sanciona a quienes los violentan.

 

Labor del INAMU 

¿Qué hacemos?

  • Investigación y análisis de la situación y condición socio jurídica de las mujeres.
  • Elaboración de propuestas y criterios técnicos sobre los proyectos de ley consultados por la Asamblea Legislativa, o por medio de la incidencia en la gestión de iniciativas de ley a partir de las necesidades e intereses de las mujeres.
  • Asesoría especializada y promoción de propuestas normativas que permitan el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres y garanticen su exigibilidad y justicialidad.
  • Servicio de información y orientación sobre los derechos humanos de las mujeres, por medios presenciales, telefónicos y electrónicos y de promoción de los derechos a través de Jornadas informativas y de consulta (Ferias de Derechos).
  • Campañas de información y educación sobre los derechos humanos de las mujeres.
  • Capacitación a las mujeres sobre el alcance de sus derechos y los mecanismos para su ejercicio y exigibilidad.
  • Capacitación y asesoría a funcionarias y funcionarios de las instituciones públicas para mejorar la calidad y la prestación oportuna de sus servicios a las mujeres desde un enfoque de los derechos humanos.


Existe un marco legal internacional y nacional  que requiere desarrollarse, mediante los mecanismos de protección establecidos a fin de que la igualdad se convierta en una realidad para todas las mujeres desde su condición de ciudadanas.  Especial mención se debe hacer de la Convención Internacional para la erradicación de todas las formas de discriminación contra todas las mujeres (CEDAW) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Belen Do Pará, que son referentes obligados en la lucha contra la discriminación y la violencia por razones de género.