Se obtiene el porcentaje más alto de mujeres diputadas en la historia de Costa Rica

mujer1

El pasado domingo 4 de febrero se realizaron las elecciones nacionales, donde por primera vez los procesos de inscripción de candidaturas debieron cumplir con el principio de paridad tanto vertical como horizontal, es decir, en los encabezamientos provinciales en cumplimiento de la resolución del Tribunal Supremo de Elecciones No. 3603-E8-2016.

Según los datos preliminares emitidos por el Tribunal Supremo de Elecciones, 26 mujeres ocuparían una curul, lo que corresponde a un 45.61%%. Este porcentaje se convierte en el más alto en la historia del país en la representación de las mujeres.

"La Ley de paridad y los recientes cambios en la normativa obtuvieron una respuesta positiva en favor de la cantidad en la representación política de las mujeres en el Congreso. El espíritu de la norma que incorpora el principio de paridad fue precisamente, la igualdad efectiva tanto en las candidaturas como en los resultados finales de las elecciones", señaló la Ministra de la Condición de la Mujer, Alejandra Mora Mora.

Los resultados de la elección visibilizan el aumento en el número de diputadas al Congreso, de 19 mujeres en la elección del 2014 a 26 en el 2018, por lo que pasamos de 33.33% en el año 2014 a 45.61% en el año 2018, aumentando más de diez puntos porcentuales, como lo vemos en siguiente cuadro:

 

Representación de Mujeres en el Congreso por provincia, elecciones 2002-2014

           

Provincia / Elección

2002

2006

2010

2014

2018

San José

7

8

10

7

9

Alajuela

3

5

4

4

4

Cartago

3

4

1

2

4

Heredia

2

2

3

2

3

Guanacaste

2

1

1

1

2

Puntarenas

1

1

1

2

2

Limón

2

1

2

1

2

Total

20

22

22

19

26

Porcentaje

35.1%

38.6%

38.6%

33.3%

45.6%

Fuente: Área de Ciudadanía Activa, Liderazgo y Gestión Local. INAMU. Según datos del Tribunal Supremo de Elecciones, 2018.


Como retos a la democracia, indica la Ministra Mora que "si bien los avances normativos van consolidando la democracia paritaria en términos de representación, aún persisten brechas de género y desigualdades hacia las mujeres en derechos económicos y laborales, pobreza, violencia, autonomía económica, cuido, entre otros. Mientras continúen las desigualdades entre mujeres y hombres y exista la violencia en contra de las mujeres en la vida política, seguiremos teniendo una democracia disfuncional".

El INAMU motiva a las diputadas electas para que planteen una agenda común que permita incidir en la calidad de vida de las mujeres y construir una ruta hacia la democracia inclusiva en el marco de la sororidad.