INAMU lanza innovadoras iniciativas para evidenciar la violencia que viven a diario las mujeres

mujer1

Las manifestaciones de violencia en Costa Rica son muchas, pueden ir desde el acoso callejero pasando por los empujones, palabras hirientes e insultantes, despojar a las mujeres de sus pertenencias llegando incluso hasta la manifestación más extrema de la violencia hacia las mujeres que es el femicidio (ver hoja de datos).

Consientes de esa realidad y en el marco del mes de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), preparó este año tres acciones digitales cuyo fin es evidenciar las diferentes formas de violencia hacia las mujeres, todas estas acciones están integradas bajo los hashtag: #CaminandoporlaVidadelasMujeres y #VivirSinViolenciaEsPosible.

Las acciones son:

1.       La Marcha sin Marcha

En Costa Rica, al igual que el resto del mundo, prácticamente todas las mujeres mayores de 15 años han sufrido alguna manifestación de acoso sexual callejero, la cual se traduce en piropos, pitazos, palabras obscenas, tocamientos, besos al aire y gestos vulgares con intenciones sexuales, entre otros. Para evidenciar esto y enviar un mensaje a la sociedad se creó la Marcha sin Marcha .

Ejecución de la idea:

Consistió en una manifestación pacífica realizada el pasado jueves 9 de noviembre, en San Pedro de Montes de Oca. Las invitadas a la marcha eran las mujeres que nunca han sufrido acoso sexual callejero en sus vidas. La manifestación se grabó sin personas que participaran, evidenciando que, en Costa Rica, al igual que el resto del mundo, prácticamente toda mujer mayor de 15 años ha sido víctima de acoso sexual callejero (esta acción se lanzará el próximo lunes 20 de noviembre).

2.       La Escena que Nadie Ve

Algunos actos de violencia hacia las mujeres, adolescentes y niñas ocurren en lugares cerrados donde nadie puede detenerlos o denunciarlos. Conscientes de eso, se utilizó un elemento del cine moderno para mostrarle a las personas la realidad que viven cientos de mujeres, todos los días, en todo el mundo.

Ejecución de la idea:

Se ha hecho frecuente que, en ciertas películas, aparecen escenas después de los créditos. Se ha convertido en un recurso muy utilizado por el cine moderno, su desventaja es que muchas de las personas, por no decir la mayoría, que asisten a estas películas deciden no quedarse para verlas.

Fue en este recurso, ignorado por muchos, donde se decidió insertar diferentes escenas de violencia, como era de esperar, cuando corrieron después de los créditos, la sala de cine estaba vacía.

Cada escena está acompañada por un texto que dice:

"Escenas de control, violencia física y sexual hacia las mujeres ocurren con frecuencia en los hogares de Costa Rica. Así como en esta, nunca hay nadie para detenerlas. No sea indiferente, si sospecha denuncie al 9-1-1" (esta acción se lanzó hoy miércoles 15 de noviembre).

3.       Caminata Virtual: Caminando por la vida de las mujeres

Este año se organizó una caminata virtual.  La idea de esta caminata virtual es lograr que muchas personas, hombres y mujeres, se sumen al llamado como un acto simbólico y digan que no están de acuerdo con la violencia que sufren a diario las mujeres, por eso se invita a todas las personas para que se sumen a la iniciativa.

Participar es muy fácil, lo único que tienen que hacer es ingresar a www.25noviembre.com  y subir una foto o video de los pies caminando.  (esta acción se lanzó el 1 de noviembre).

Para más información de nuestras campañas puede visitar nuestro Facebook Inamu Costa Rica.

Gran Marcha

Adicional a las herramientas digitales, el INAMU organiza la Gran Marcha contra la Violencia hacia las Mujeres: Una Somos Todas, porque la vida importa!

La acción será el viernes 24 de noviembre, saliendo a las 8:30 de la mañana del Parque La Merced y culminando en la Plaza de la Democracia. 

Hoja de datos:

En Costa Rica, datos del Ministerio de Educación Pública revelan que, durante el año 2016, se reportaron un total de 923 alumnas menores de edad embarazadas dentro de la población matriculada en el curso lectivo en todo el país.

La encuesta de la Universidad de Costa Rica, "Vivencias del acoso sexual callejero en Costa Rica en el 2015", indican que, en el país, más del 61% de las mujeres han sido víctimas de acoso callejero, mientras que el porcentaje de hombres acosados apenas es del 32%.

Entre los años 2012 y 2016, la Fuerza Pública tramitó 54.424 informes policiales producto de la Ley de Violencia Doméstica y la Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres y el Poder Judicial gestionó alrededor de 100 solicitudes de medidas de protección por violencia doméstica al año por cada 10 mil habitantes.

El Instituto de Estudios Sociales en Población de la Universidad Nacional de Costa Rica, evidenció que el 92.5% de los casos de violencia hacia las mujeres ocurre en el hogar, a través del incesto, violencia doméstica y abuso sexual, por otra parte, el 3.5 % de los casos se produce en la calle por medio del acoso callejero o las violaciones, mientras que un 2.5 % se genera en el lugar de trabajo, manifestándose por medio del hostigamiento sexual, la trata o esclavitud de mujeres.

Informes de la Defensoría de los Habitantes evidencian que entre los años 2012 y 2016 (5 años), 1.224 personas funcionarias públicas fueron víctimas de hostigamiento sexual.

En materia de pensiones alimentarias, los juzgados competentes de todo el país reciben alrededor de 81 solicitudes de pensión alimentaria por cada 10 mil habitantes, siendo Limón la provincia que reporta mayores casos entre los años 2012-2016 con más de 100 demandas alimentarias por cada 100 mil habitantes, lo que supera el dato nacional.

Datos de la Sub Comisión Interinstitucional para el Registro del Femicidio indican que, entre enero del 2016 y octubre del 2017, 33 mujeres fueron asesinadas por ser el simple hecho de ser mujeres, dejando 35 hijos e hijas huérfanos.

De enero al 9 de noviembre de este año 24 mujeres han muerto víctimas de femicidio. El año 2016 se registraron 26 casos, en el año 2015 la estadística cerró en 27, para el 2014, se contabilizaron 24 muertes, mientras que en el 2013 fallecieron 18 mujeres por su condición de género.