INAMU insta a la discusión del Proyecto de Ley Contra el Acoso Callejero

mujer1

El Instituto Nacional de la Mujeres (INAMU) hace un llamado a los representantes de los diferentes poderes del estado para que apoyen la discusión a nivel legislativo el proyecto de Ley contra el Acoso Callejero, pendiente de trámite, como una respuesta urgente al contexto de agudización de la violencia que vive el país y que se ha ensañado de manera brutal contra el cuerpo de las mujeres.

El "acoso callejero", como se le conoce popularmente, es una manifestación más del continuum de violencia machista que sobreviven todas la mujeres en diferentes contextos, por diferentes perpetradores y mediante diversos mecanismos, pero que constituyen todas un único fenómeno estructural que se expresa culturalmente sobre el cuerpo de las mujeres. En este sentido, el acoso callejero no es una simple conducta "irrespetuosa" contra las mujeres, es una amenaza potencial de connotación ideológica, una conducta de alto riesgo a la integridad de las mujeres 

El Segundo Estado de los Derechos Humanos de las Mujeres (2015) habla de una incidencia del acoso sexual callejero en un 70% de las mujeres. Así mismo, La II Encuesta nacional de salud Sexual y Reproductiva (2015) refiere que ¾ de las mujeres costarricenses reportaron haber sufrido actos de contenido sexual indeseados y de alto impacto para su salud integral en espacios de acceso público por parte de hombres desconocidos que siguiendo con el mandato social de control y explotación del cuerpo sexuado de las mujeres, ejercen la violencia en forma de conductas invisibilizadas de violencia, como lo es el acoso callejero.

En este contexto, se convierte en un imperativo legislar de manera específica sobre estos actos como forma impostergable de caminar hacia un verdadero cambio cultural y la construcción de un país con verdadera justicia social. 

La existencia de un marco de protección de los derechos humanos en el país, garantiza que el Estado y sus agentes deban actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra las mujeres, lo que debe de prevalecer frente a la impunidad. La violencia contra las mujeres, en sus diversas expresiones no debería ser, en ninguno de sus extremos, una simple contravención. 

En este sentido, las cinco denuncias diarias por el delito de violación que presentan las mujeres costarricenses ante las autoridades cada año, nos reflejan estarealidad. De allí que hacemos un llamado a legislar de manera urgente a fin de proveer a las autoridades judiciales de mecanismos jurídicos necesarios que permitan eliminar la minimización de estas formas más invisibles y naturalizadas de violencia contra las mujeres.

En un contexto actual donde el país se ve ensombrecido con los contundentes datos de muertes de mujeres a manos de la violencia machista, es crucial que toda la sociedad en su conjunto emita un mensaje de repudio y cero tolerancia hacia todos los actos de violencia contra las mujeres. 

En este sentido, el INAMU exhorta a los diversos agentes del Estadoy la sociedad civil en su conjunto a exigir sanciones acordes con la relevancia que reviste el tema del acoso callejero.