Plan Puente al Desarrollo sobrepasa meta de atención

mujer1

Iniciamos con la atención de 1.600 mujeres, para avanzar hacia una meta de 5.000 mujeres en el 2016 que formaron parte del programa Plan Puente para el Desarrollo y se graduaron del Programa de Formación Humana del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU). Para este año, se pretende aumentar la meta inicial de 5.000 que se tenía prevista.

"Esta Administración logró superar la meta establecida de mujeres en el proceso de Formación Humana, vamos a concluir este año con más de once mil mujeres capacitadas, que impactan en la definición de sus planes de vida realizados de acuerdo con sus necesidades, gracias a la articulación con Plan Puente al Desarrollo. Estamos impactando positivamente la vida de mujeres en condición de pobreza y vulnerabilidad", destacó Alejandra Mora Mora, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidente Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres.

El Programa Avanzamos Mujeres responde a la Ley 7769: Atención a mujeres en condición de pobreza, tiene como principal objetivo garantizar el mejoramiento en las condiciones de vida de las mujeres, mediante un proceso de formación integral que comprende: capacitación y formación humana, capacitación técnico laboral, inserción laboral y productiva, acceso a vivienda digna y un incentivo económico ligado a los procesos de capacitación.

"En el año 2014 se inscribió el Programa Avanzamos Mujeres a la Estrategia de Reducción de la Pobreza Plan Puente al Desarrollo, lo que permitió no solo darle un valor agregado a la generación de capacidades sino también la articulación institucional y así, llegar a todo el territorio nacional a un mayor número de mujeres. Además, se logró inscribir un indicador de la pobreza multidimensional que es determinante de la pobreza de las mujeres, no trabajan porque tienen obligaciones de cuido ", mencionó Mora.

La mayoría de las mujeres que participan del Programa de Formación Humana del INAMU son jefas de hogar que se encuentran en condiciones de pobreza extrema y están en situaciones de vulnerabilidad social. En su mayoría son mujeres jóvenes y solteras provenientes de los cantones de Turrubares, Tilarán, Tarrazú, Siquirres, Santa Cruz, San José, Puntarenas, Perez Zeledón, Paraíso, Nicoya, Montes de Oro, Los Chiles, Liberia, La Unión, Jiménez, Heredia, Guácimo, Goicoechea, Flores, El Guarco, Desamparados, Coto Brus, Cartago, Cañas, Bagaces, Alvarado, Alajuela, Acosta.

El Programa Avanzamos capacita a mujeres migrante, transgénero, adolescentes madres, indígenas, adultas mayores, afrodescendientes, jefas de hogar y mujeres con discapacidad o madres con hijos o hijas con discapacidad.

Principales logros

El impacto que genera el Programa Avanzamos Mujeres en la vida de quienes reciben Formación Humana en los procesos de capacitación se generan en tres niveles: personal, familiar y comunal.

"Este Programa me enseñó a ver muchas cosas de las que antes no me daba cuenta que pasaban en mi vida. A saber que tengo derechos, derecho a ser libre a vivir una vida sin violencia, a tener oportunidades, a tener tiempo para mí misma, a tener paz, a sentirme bien, a cuidar mi salud en lo físico, psicológico, emocional, sexual. Me enseñó que tengo derecho a sentir", comentó Ilse Castro, una vecina de Santa Cruz que cursó el programa.

Por su parte, Aracelly Acevedo de Sardinal cuenta que "nunca es tarde cuando la dicha es buena y hoy a mis 35 años de edad puedo decir con total convicción que esta Institución aseguró mi futuro dándome las armas para dejar atrás el pasado y mirar el porvenir con valor y grandes expectativas. La herramienta fundamental que me dio es la prevención, y hoy doy infinitas gracias a esta entidad y a su magnífico equipo de trabajo por todas sus enseñanzas, porque ahora soy una mujer capaz de identificar el riesgo de una futura violencia y a un posible agresor justo a tiempo para voltear y continuar mi camino en la dirección contraria y de igual forma muy importante, estoy capacitada para ayudar a mis similares en una situación de este tipo".

El programa de Formación Humana permite que las mujeres se reconozcan como seres humanas con derechos, capaces de gestionar acciones para el mejoramiento de la calidad de vida, les brinda las herramientas para fortalecer la autoestima, reflejando un cambio de su auto concepto y su autoimagen y reconociendo en ellas habilidades y capacidades.