INAMU cuestiona el avance de la democracia paritaria

mujer1

En los 6.069 puestos que se elegirán en las elecciones municipales el próximo 7 de febrero, la paridad quedó debiendo. Las mujeres aspiran solo al 19% de las candidaturas para el puesto de Alcaldía, 46% a regidurías, 36% a sindicaturas y 27% a intendencias.

A lo anterior se suma que el puesto de II Vicealcaldía no se acoge al principio de paridad, por lo que la propuesta electoral actual sólo postula una mujer por cada 4 candidaturas.

"Somos ciudadanas políticas de segunda categoría, porque vamos a ocupar todos los puestos de vice y puestos de suplencia, cuando estamos más que capacitadas para ocupar la silla y tomar decisiones. Si bien es cierto, se logró la alternancia en las listas, los partidos políticos siguen promoviendo los encabezamientos masculinos lo que evidencia que no creen en la paridad ni en las mujeres", criticó Alejandra Mora Mora, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU).

Las brechas en los puestos de elecciones populares se mantienen a pesar de que desde el año 2009 se estableció, por parte del Código Electoral, la necesidad y obligatoriedad de alcanzar una democracia paritaria, donde haya una participación y representación equitativa en los puestos de toma de decisión.

Segunda categoría

Para el próximo proceso electoral, en el caso de los puestos de sindicaturas, las mujeres representan un poco más de la tercera parte de las candidaturas a los puestos en propiedad y sobrepasa las dos terceras partes en los de suplencia.

Resalta que mientras las mujeres ejercen un importante liderazgo en sus comunidades, fueron pocas las que lograron quedar electas dentro de sus partidos políticos como síndicas en propiedad. "Pareciera que las voces de las mujeres se verán limitadas para llevar las propuestas de los Concejos de distrito al Concejo Municipal", denunció la Ministra.

En el caso de las 8 intendencias que funcionan como una especie de alcaldía de distrito, los resultados de las candidaturas de las mujeres no llegan al 30%; no obstante, tienen un 82% en los puestos en vice intendencias.

"Los datos sobre candidaturas dan cuenta que la contienda electoral comprueba que no se logró una interpretación de alcanzar el 50% de representación de las mujeres como candidatas en todos los puestos y no solamente los asignados como vices o suplencias", enfatizó Mora.

"El compromiso con las mujeres y la democracia paritaria es difuso y débil por parte de los partidos políticos. Habrá que esperar los datos desagregados por encabezamientos de regidurías, por partido y cantón, para analizar si todas estas candidaturas, tiene posibilidades reales de ocupar un puesto dentro del ámbito municipal", finalizó la jerarca.

Retos

Uno de los retos para el proceso electoral es que las mujeres que logren ocupar un puesto de elección popular puedan hacer avanzar una agenda relacionada con el fortalecimiento de espacios institucionales como lo son la creación y mantenimiento de la Comisión de la Mujer y las Oficinas Municipales de las Mujeres.

"Nuestra agenda política, pasa por los temas de violencia en las comunidades, por lo que es fundamental dotar de espacios seguros, pasa también por la corresponsabilidad del cuido, para que podamos tener trabajo remunerado y mejorar la calidad de vida nuestra y de nuestras familias, así como por generar los espacios para poder consultar sobre nuestra salud sexual y reproductiva y llevar a nuestras niñas y niños a recibir atención, para lograr nuestra agenda política es indispensable estar en los puestos de decisión" concluyó Mora.

El compromiso con las mujeres y la democracia paritaria es difuso y débil por parte de los partidos políticos. Históricamente se ha comprobado que las mujeres ejercen un importante liderazgo en las comunidades, pero pocas son las que logran ocupar los cargos políticos.