Adelaida Chaverri Polini (1947-2003)

mujer1

Científica e investigadora destacada

Ingresa a la Galería de las Mujeres (Edición 2003) por su trayectoria de vida, y por haber marcado un hito para la historia de nuestro país con sus incansables y laboriosas investigaciones para salvaguardar la riqueza biológica del país.

Nace en 1947 y muere el 20 de septiembre de 2003. Científica reconocida en América Latina, Norte América y Europa, por su trabajo a favor de los bosques montanos y los pastizales del páramo alpino en el neotrópico de altura en Costa Rica, marcó un hito para la historia de nuestro país con sus incansables y laboriosas investigaciones en estos hábitats.

Estudió en la Universidad de Costa Rica y en el Bryn Mawr College, en Pennsylvania, Estados Unidos, la carrera de Matemática. En 1979 terminó una maestría en el Centro de Agronomía Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE). Más tarde, amplió sus conocimientos en el Oxford Institute of Forestry, en la Universidad de Oregon, en el Departamento de Botánica de la Universidad de la Florida en Gainsville; y en el Departamento Forestal de la Universidad de Gottingen, en Alemania.

Dictó clases desde 1975 en la escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional, en los campos de Ecología Forestal y Manejo Forestal.

Con su intuición, conocimiento y fuerza de voluntad,  Adelaida se caracterizó por trabajar incansablemente para asegurar la sobrevivencia de la biodiversidad en las montañas de Costa Rica. Una profunda convicción, aunada a su gran motivación y entusiasmo, permitió a esta científica y ambientalista de corazón generoso y sentido visionario, legar a ésta y futuras generaciones los frutos de la lucha por salvaguardar las riquezas biológicas del país.

Contribuyó en forma significativa a la consolidación del Servicio Nacional de Parques Nacionales y a la creación del Parque Nacional Chirripó.

Como naturista transmitía una concepción espiritual y sencilla de la vida, lejos de intereses consumistas o empresariales.

Adelaida Chaverri Polini fue una conservacionista de corazón, representa la valentía y la tenacidad. Su obra perdurará en los bosques, especialmente en los robledales y en los ecosistemas que con tanto empeño contribuyó a preservar.

* Información presentada en el marco de la postulación al Reconocimiento Galería de las Mujeres.
Última actualización, año 2003.

 


Siguiente