Haydee Gómez Cascante (1926)

mujer1

Enfermera obstetra

Ingresa a la Galería de las Mujeres (Edición 2002) por su trayectoria de vida y por ser una incansable luchadora por los derechos de las mujeres, por ser una mujer que mostró su compromiso y solidaridad con sectores excluidos y discriminados, así como por su lucha por redimir los servicios de salud nacional.

Nació en San José el 6 de julio de 1926. Se graduó de enfermera en la Escuela de Enfermería del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica el 17 de diciembre de 1947. Se especializó en obstetricia, título que obtuvo el mismo año de graduación como enfermera. Realizó estudios post-básicos de Salud Pública en la Escuela de Medicina de la Universidad de Syracuse, New York, en los años 1952 y 1953.

De 1947 a 1948 trabajó en el consultorio privado del Dr. Carlos Sáenz Herrera; de 1948 a 1949 en el Hospital de la Compañía Bananera de Costa Rica en Quepos y, en ese mismo año, trabajó un breve período en sala de operaciones del Hospital Calderón Guardia.

A partir de 1950, inició la carrera de enfermera salubrista en el Ministerio de Salud Pública de Costa Rica y permaneció en esta institución durante 37 años, hasta su jubilación, en julio de 1987.  Durante todos esos años se desempeñó como supervisora, administradora, educadora, investigadora y asesora en salud materno-infantil.
Por la índole de su especialidad, estuvo vinculada a muchos organismos nacionales e internacionales y asistió a gran cantidad de eventos dentro y fuera del país, dentro de los cuales destacan: Novena Conferencia de la Organización Panamericana de la Salud (Guatemala), Seminario Viajero para Observar Programas de Atención Materno Infantil (Estados Unidos y Puerto Rico), Conferencia Internacional sobre el Adiestramiento y la Práctica de la Obstétrica (Milán, Italia), Curso Internacional sobre Planificación Familiar (Colombia), Congreso Internacional de Obstétricas (Estados Unidos), y Congreso Internacional de Obstétricas (Suiza).

Trabajó como consultora de la Organización Mundial de la Salud, y fungió como directora regional de campo de la Confederación Internacional de Obstétricas. Durante varios años fue profesora externa de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Costa Rica, en el programa de enfermería materno-infantil.

Participó en la organización del curso Post-graduado de Obstetricia, de la Escuela de Enfermería de Costa Rica, del cual también fue su directora. Fue una de las promotoras de las normas de atención materno-infantil para el mejoramiento de la calidad de la atención brindada a las mujeres embarazadas.  Luchó por el derecho a la planificación familiar, como elemento para mejorar la calidad de vida de las mujeres y del núcleo familiar.

Fue la coordinadora nacional del Programa de Parteras Tradicionales (empíricas) y, junto con el equipo de enfermería, se dio a la tarea de impartir conocimientos a estas lideresas comunales y de establecer normas para su labor, con el fin de disminuir la mortalidad materno-infantil. Fue presidenta del Colegio de Enfermeras de 1967 a 1969.

Participó como coautora en la realización de una gran cantidad de investigaciones, dentro de las cuales destacan: En busca de la posición más fisiológica para el parto, Evaluación de los cursillos de adiestramiento de las parteras empíricas de Costa Rica, Procedimientos y actividades ejecutadas por las enfermeras obstétricas en las salas de labor y parto, Las implicaciones de la Ley General de Salud para la educación y práctica de la enfermería en Costa Rica, Directrices para la práctica y la enseñanza de la enfermería en Costa Rica: Situación de la salud de la mujer en Costa Rica, y Evaluación del Decenio de la Mujer.

En 1966 la Asociación de Parteras de El Uruguay le otorgó la medalla Honor al Mérito en reconocimiento a la labor desempeñada como consultora. A finales de los años ochenta, recibió la Dedicatoria del Primer Congreso de la Asociación de Profesionales en Enfermería.

En el año 2002 recibió el premio Estelia Marín Murillo, que concede el Colegio de Enfermeras a profesionales destacadas que han aportado al desarrollo de la enfermería en el país.  En ese mismo año, también fue distinguida con la inclusión de su fotografía y su legado dentro de la Galería de las Mujeres del Instituto Nacional de las Mujeres.

En el año 2003, como reconocimiento a su destacada labor en enfermería, fue incluida como una de las figuras destacadas de la salud pública en Costa Rica, formando parte de la Exposición Itinerante elaborada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con ocasión del centenario de su fundación.

Después de su jubilación, realizó una gran cantidad de actividades voluntarias en la Parroquia de Desamparados y otros comités vecinales. Además, ingresó al programa educativo para las personas adultas mayores de la Universidad de Costa Rica; continuó impartiendo clases sobre salud de las mujeres y salud de los niños y las niñas a diferentes grupos comunitarios, y participó en diversas actividades educativas de organizaciones no gubernamentales.

También fue integrante activa de la Asociación de Enfermeras Pensionadas, del Tribunal Electoral del Colegio de Enfermeras, del Comité Timón de este Colegio (que tenía como misión dictar directrices  para la orientación del quehacer de la enfermería en el país), y de la Asociación Centro de Orientación Familiar.  Finalmente, en el año 2004, fue designada como integrante de la Junta de Salud del Hospital de las Mujeres.

Sus incontables aportes al campo de la salud pública siguen resonando en el presente, por ello, desde su ingreso a la Galería de las Mujeres ha recibido múltiples reconocimientos, uno de ellos fue en el 2007, cuando la Junta de Protección Social y el Instituto Nacional de las Mujeres la incluyeron entre las mujeres costarricenses destacadas a quienes se les dedicó la edición del sorteo de la Lotería Nacional #3940. Además, en el 2014 recibió el Homenaje del Ministerio de la Salud a las Enfermeras Salubristas, y en el 2017 la Escuela de Enfermería de la Universidad de Costa Rica le otorgó una medalla con motivo de la celebración del centenario de su fundación.

En la actualidad, Haydee Gómez dedica su tiempo a la lectura y la pintura; por ello, en el 2010 el taller de arte "Chepito" Ureña del Museo Joaquín García Monge del Cantón de Desamparados, le dedicó su exposición anual de pintura.

Haydee Gómez ha sido una luchadora incansable a favor de la justicia, la igualdad de derechos de mujeres y de hombres. Destaca por su aporte al mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres desde el ejercicio de su profesión.

* Información presentada en el marco de la postulación al Reconocimiento Galería de las Mujeres.
Última actualización, año 2017. Información suministrada por la señora Haydee Gómez Cascante.


Siguiente